Fatiga Pandémica: 4 tips para superarla

guy, view, fatigue

La llegada de la enfermedad denominada coronavirus  o COVID-19 ha tenido repercusiones sociales, sanitarias y económicas alrededor de todo el mundo. Por ello, la vida de cada uno de nosotros ha tenido un cambio radical desde el 11 de Marzo, cuando el brote del SARS-CoV-2 fue catalogado como pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De esta forma, aunque el aislamiento social es una medida útil y necesaria para frenar la propagación del virus, ha ocasionado en la población estrés y agotamiento psicológico. Provocando en muchos casos:

  • Depresión
  • Apatía
  • Irritabilidad
  • Insomnio
  • Trastorno de estrés postraumático
  • Ira
  • Agotamiento emocional.

Los cuales han desarrollado en las personas una fatiga pandémica, es decir, un estado persistente de cansancio tanto mental como físico.

Este sentimiento de constante alerta que nos produce la incertidumbre y la no resolución de la situación estresora, nos estaría causando una carga mental y emocional significativa. Al igual que el alza del número de infectados, junto a los mitos y la desinformación en los medios de comunicación; también serían los responsables de una serie de emociones y percepciones negativas.

Por ello, es importante conocer las consecuencias negativas de la situación pandémica tanto en el aspecto físico como emocional.

1. Importancia de las Horas de Sueño

Nuestro estado anímico está influenciado por el cómo se encuentra nuestro organismo y viceversa. Por esa razón, alimentarnos saludablemente y procurar dormir de 6 a 7 horas es de suma importancia para nuestro bienestar.

Las cifras del insomnio han aumentado, a causa, probablemente, de la ansiedad y depresión. Es por eso que nosotros te recomendamos que a la hora de descansar:

  1. Trates de usar un aroma relajante
  2. Poner música instrumental en volumen bajo y concentrarte en las sensaciones de tu cuerpo
  3. Empieza desde las puntas de los pies hasta la cabeza enfocando tu atención al máximo
  4. Si te es difícil, comienza a describir en tu mente lo que vas sintiendo.

2. Cuerpo sano, mente sana

Un estilo de vida saludable, incluye, sin lugar a duda, hacer actividad física regularmente. Esto:

  • Influye positivamente sobre nuestra autoestima
  • Mejora la autoeficacia
  • Disminuye la depresión.

En la actualidad, salir a caminar, en lugares sin aglomeración de personas, es beneficioso tanto para nuestro cuerpo como para nuestra salud mental. Es aconsejable usar 30 minutos al día y caminar cerca a la naturaleza fijándonos en las sensaciones positivas que esto nos provoca.

3. La importancia de las relaciones sociales

Una de las variables que potencian el estrés, en situaciones de crisis, es la ausencia de una red de apoyo social. Por eso las redes de apoyo;es decir, la suma de todas las relaciones que la persona percibe como significativas, constituyen un factor clave en nuestra experiencia de bienestar.

Es por ello que el mantenernos en contacto vía llamada telefónica, videoconferencia y/o redes sociales cobra gran relevancia en estos momentos.

4. Afrontamiento activo

¿Qué es? ¿Para qué nos sirve?

La dificultad para manejar las crisis, provocadas por la pandemia actual, ha implicado alteraciones emocionales y conductuales en nosotros mismos. De esta manera, nuestros esfuerzos adaptativos para afrontar la amenaza actual que representa el COVID-19 necesitan de mayor atención.

El afrontamiento activo es un conjunto de técnicas que cada uno puede tomar para reducir el impacto negativo de una situación que nos genera malestar. Este se encuentra relacionado, en gran medida, con la percepción de bienestar que tengamos de nosotros mismos.

Para poner en práctica este tipo de afrontamiento, es sumamente importante reconocer las emociones que sentimos y aceptarlas como una respuesta natural ante la coyuntura. Centrarnos en nuestras sensaciones corporales y nuestros pensamientos nos dará una idea de qué emoción está presente.

Asimismo, es recomendable alejarnos de pensamientos totalitarios como:

  • “Todo va a estar mal”
  • “Las cosas nunca van a mejorar”

Ya que estos nos llevan a estados anímicos de tristeza y miedo.

Por último, es importante recordar que, aunque la situación no tiene precedentes y nos genera sentimientos y emociones negativas, esta podría ser el medio para un aprendizaje valioso. 

“Son sólo estos intensos conflictos y su conflagración lo que se necesita para producir resultados valiosos y duraderos” – Carl Jung 

Referencias

  1. Jaspal, R., & Nerlich, B. (2020). Social representations, identity threat, and coping amid COVID-19. Psychological Trauma: Theory, Research, Practice, and Policy, 12(S1), S249-S251. http://dx.doi.org/10.1037/tra0000773
  2. Broche, Y., Fernández, E. y Reyes. D. (2020). Consecuencias psicológicas de la cuarentena y el aislamiento social durante la pandemia de COVID-19. Revista Cubana de Salud Pública. 46: 1-14.
  3. Brooks, S., Webster, R., Smith, L., Woodland, L., Wessely, S., Greenberg, N., & Rubin, G. (2020). The Psychological Impact of Quarantine and How to Reduce It: RapidReview of the Evidence. The Lancet, 395(10227), 912-920. https://doi.org/10.1016/S0140-6736(20)30460-8
  4. Organización Mundial de la Salud. (2020). Pandemic fatigue: reinvigorating the public to prevent COVID-19: policy considerations for Member States in the WHO European Region. https://apps.who.int/iris/handle/10665/335820?locale-attribute=ru&
  5. Organización Panamericana de la Salud.(2020). Consideraciones psicosociales y de salud mental durante el brote de COVID-19. https://www.paho.org/es/file/60862/download?token=jy-TqZW6
  6. Urzúa, A.,Samaniego, A., Caqueo-Urízar, A., Zapata, A. y Irarrázaval, M. (2020).Salud mental en trabajadores de la salud durante la pandemia por COVID-19 en Chile. Revista Médica de Chile, 148(8). https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?pid=S0034-98872020000801121&script=sci_arttext
  7. Escolar-Llamazares, M. C., De la Torre, T., Luis, I., Palmero, C. y Jiménez, A. (2017). BENEFICIOS PSICOLÓGICOS DE LA PRÁCTICA DEPORTIVA ENTRE MAYORES VS INTERGENERACIONAL. International Journal of Development and Educational Psychology – Revista INFAD de Psicología, 2(2), 139-148. https://doi.org/10.17060/ijodaep.2017.n2.v2.1086
  8. Ospina, M., Betancurt, S. y Martinez, M. A. (2018). Recursos personales y redes de apoyo en el tránsito del joven a la universidad. Revista Hojas y Hablas, 15(Enero-Junio), 100-115. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=6628828
  9. Rascón, M. T. (2017). La importancia de las redes de apoyo en el proceso resiliente del colectivo inmigrante. Dedica – Revista de Educação e Humanidades, 11(2017), 61-82. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5906268
  10. Tapia, D. (2020). Estrategias de afrontamiento de apoyo social ante la emergencia sanitaria COVID-19 y su relación con variables sociodemográficas y laborales en funcionario de la matriz de la corporación eléctrica del Ecuador. Periodo Mayo- Noviembre 2020. Universidad Politécnica Salesiana. https://dspace.ups.edu.ec/bitstream/123456789/19714/1/UPS-CT008931.pdf

Karla Uribe Bravo
Staff del Centro Psicológico Felizmente

[email protected]

 

Psic. Katthia Huamán

Siguenos en nuestras redes sociales, a solo un clic de distancia para contactarnos contigo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¡Haz tus consultas aquí!
¡Hola! Escríbenos para contactarte